Integración al existente

 

 

 

La integración al existente es muy sencilla. El fluido a calentar (la mayoridad del tiempo agua), llega frío en la caldera y sale caliente después de que se ha consumido un combustible.

 

 

 

 

 

 

Simplemente colocando una doble tubería en la llegada de líquido frío a calentar, este ultimo es luego calentado o pre-calentado por el Opticube antes de llegar a la caldera. Por consiguiente, la caldera, o bien no tendrá que consumir combustible, o bien consumirá mucho menos en función de la temperatura deseada para el líquido.